Radio cubana en el mundo: una pelea contra los demonios.

Publicado: 23 junio, 2012 de elcabecilladeflorida en Sociedad y cambios

La radio cubana cumplirá en breve 90 años de vida en el aire. Son numerosas las batallas que se confirmaron desde hace casi un siglo para elevar la calidad de la misma, mejorar la recepción de la señales y lograr la aceptación de los oyentes del producto ofertado a través del éter.

Pero quizá la contienda más larga y fatigosa ha sido la materializada en los últimos 50 años por parte de todas las emisoras cubanas de alcance local, nacional e internacional para contrarrestar la agresión enemiga por medio de las ondas radiofónicas.

Propaganda sucia, guerra psicológica y diversionismo político e ideológico se convirtieron en el plato fuerte de la programación de  decenas de emisoras radiales que trasmiten hacia el mundo y contra Cuba desde los propios Estados Unidos y otros emplazamientos aupados y solventados por el Imperio y la mafia reacia al proceso que se defiende enla Isla.

Emisoras como Radio Habana Cuba, Radio Rebelde y otras se ven obligadas a reforzar su impacto el la tarea de trasladar la verdad de Cuba hacia el exterior, como forma  de  contrarrestar el cúmulo de mentiras y tergiversaciones que sobre la realidad de este pequeño país multiplican los grandes medios de  los poderosos.

Por solo citar un ejemplo, entre 1990 y 1999 actuaron sobre Cuba más de 45 emisoras y fonías al servicio de grupos contrarrevolucionarios y terroristas y agencias oficiales  del gobierno estadounidense que trataron de imponer, en millones de personas, matrices de opinión hostiles, con el objetivo de  minar la estabilidad del proceso socialista cubano.

De entre ese grupo resalta  la mal llamada Radio Martí, una emisora abierta en la década de los ochenta del siglo pasado, burda y desacreditada, que ofende  la dignidad del Apóstol de todos los cubanos, y cuya función más efectiva hasta la fecha ha sido despilfarrar el dinero del contribuyente norteamericano y enriquecer las arcas de las organizaciones mafiosas y personeros de la jauría anticubana en  Miami.

La guerra radial  contra el pueblo y el orden institucional establecido en Cuba en más de media centuria no ha producido los beneficios esperados por el enemigo; al contrario.

Aún con todo el empeño de sucesivas administraciones de la Casa Blanca, la acción chapucera de tales medios carece de credibilidad entre los oyentes  por su falta de objetividad  en lo informado, ausencia  de profesionalidad en el análisis de  temas políticos y de la realidad nacional,  y la orfandad para proyectar alternativas creíbles a la realidad histórica dela Revolución Cubana.

La mentira, el odio visceral y la improvisación no han podido imponerse frente a la sobriedad, la contención y el apego a la realidad de las circunstancias y hechos  defendido por  los profesionales, artistas y periodistas, de la red radial de Cuba.

Además de educar, formar cultura, informar y recrear a los oyentes  por más de 50 años, la radio cubana posterior a 1959 tiene  el orgullo de haber salido victoriosa de  una batalla contra los demonios, contenidos en  emisoras archipoderosas al servicio del Imperio yanqui,  y de haber  contribuido a formar conciencia y unidad en torno de los mejores valores del socialismo y la independencia nacional en la patria de José Martí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s