Abrazar la tierra y evitar que las conquistas corran peligro de perderse.

Publicado: 8 agosto, 2012 de elcabecilladeflorida en Sociedad y cambios

MUCHOS de los nuevos agricultores que llegan a la tierra en busca de ganar el sustento diario para la familia y aportar quintales y libras de carne al plan alimentario local desconocen el significado de palabras como arrendatario, precarista, aparcería, colonos y subcolonos, desgraciadamente vinculadas a la realidad campesina de antes del triunfo de la Revolución.

Los que hoy se saben dueños de su terreno y del producto de su trabajo  están obligados a mirar de frente la verdad de sus iguales en otras partes del mundo, donde la defensa de un pedazo de tierra puede costar la vida, existen millones de agricultores en la miseria, desplazados de su lugar de vida, y crecen los latifundios en manos de compañías foráneas y terratenientes multimillonarios.

Igual a esa era la verdad de los campos cubanos  hace más de 50 años. Fidel la denunció en su alegato “La Historia me absolverá” cuando apuntó que existían aquí cien mil agricultores pequeños, que vivían y morían  trabajando una tierra ajena como precaristas, pagando una parte de sus productos como aparceros, y bajo la amenaza del desalojo de la guardiarural.

200 000 familias campesinas no  tenían en Cuba  una vara de tierra donde sembrar, mientras  permanecen sin cultivar, en manos de poderosos intereses, cerca de trescientas mil caballerías de tierras productivas.

¡Cuánto ha cambiado esta situación de cantaño! ¡Cuánto merito y significado social consiguieron hasta hoy  los campesinos!…Florida es un ejemplo:

Más de 3 000 hombres y mujeres  aprovechan aquí las tierras del municipio;   2 700 de ellos  se beneficiaron con la entrega o ampliación de sus terrenos por el Decreto ley 259, hasta hoy más de 2 000 caballerías ociosas fueron repartidas a quienes pueden laborarlas y se multiplicaron los precios de compra de los productos agropecuarios.

Esta nueva realidad de la campiña merece defensa  incondicional por parte de los campesinos y sus familias, como principales beneficiarios del cambio, para evitar que tantas conquistas corran  riesgo de perderse o mancillarse por el olvido y la inconciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s