Pinar del Río, Industriales, un escándalo y una desicion Vs VMesa.

Publicado: 12 diciembre, 2014 de elcabecilladeflorida en Deporte, Internacionales, Sociedad y cambios
Etiquetas:,

peloterosCada fenómeno debiera analizarse en el marco de las circunstancias donde se da, aún cuando se consideren antecedentes y consecuentes, sin que la pasión, u otro sentimiento humano ciegue a los evaluadores. Por ello ahora mismo me surgen ciertas preguntas al leer los comentarios provocados por la decisión de la Comisión Nacional de Béisbol, referida al incidente dado en el juego entre Pinar del Río e Industriales en el Latino.

PRIMERO: ¿Por qué la insistencia de citar, inculpar, equiparar o involucrar a Víctor Mesa (llámesele VM32, VM, VMW preferido o cómo sea) en cualquier otra indisciplina grave o menos grave que puedan cometer el resto de los peloteros en Cuba, arremetiendo contra el hombre al cual acusaron también de todo en la gran final contra Villa Clara, para después conocer que la inasistencia de su equipo en la premiación se debió a una solicitud de nivel superior teniendo en cuenta la atmósfera creada con la invasión del terreno por parte de fanáticos eufóricos y fuera de sí por el triunfo de su equipo, NO ya sobre Matanzas sino sobre la persona de Víctor?

¿Las luces y sombras de la relación del afamado DT con su anterior nómina villareña siempre lo tuvieron a él como Satán o Lucifer?… ¿el resto de las “ovejitas” eran inmaculadas todas?

La verdad debe cimentarse y pesar siempre como una casa bien equilibrada, por que quien la dice con todas su letras, impera.

SEGUNDO: ¿Qué tiene que ver asimismo este incidente, de forma directa o indirecta con el martillado y jamás perfecto VM32? Por qué algunos refieren que es mal manager, que nadie lo quiere en la dirección del equipo nacional, que es un ogro, y sin embargo gana y pierde Títulos para el país en torneos internacionales como cualquier otro director.

Qué tan malo puede ser  alguien que logró, a fuerza de esa disciplina necesaria que tanto disgusta a ciertos cubanos sin memoria, la mayor estabilidad de un equipo de béisbol desde hace más de tres campañas y que es respetado por sus discípulos, quienes lo llaman profe con admiración (al menos en publico y ante la prensa) y han disfrutado junto a él la discusión de varias finales de la pelota cubana y en otras competiciones foráneas.

¿Odio o incomprensión? ¿Venganza o condena eterna por tanta entrega y resultados que quizá NO tengan las mejores estrategias y métodos humanos para algunos criterios, pero que si remedamos a una renombrada orquesta cubana de gran popularidad    la interrogante sería: ¿Que tiene VM que sigue ahí, así, acompañado en Matanzas de peloteros jóvenes, y por consiguiente rebeldes y pujantes por naturaleza, que pueden marcharse si se sienten mal, machacados, rotos o heridos en su dignidad o integridad de hombres, acto para el cual No precisan una decisión de Higinio Vélez o de la comisión que dirige.

TERCERO: ¿Alfonso Urquiola se equivocó o NO al decidir retirarse?, ¿estaba decidido el juego? ¿Podrían ganar o perder a pesar de la decisión arbitral o comisionada? Nadie lo sabe con certeza.

Quienes conocen mucho más que este escribiente acerca de   bolas y estrais son concientes de cuanto puede suceder y cambiar en cualquier partido, incluso perdiendo por varias carreras, con dos outs y el último bateador en TRES y DOS… De eso sabe muy bien el “dolido” equipo de Pinar, cuando dejó con la boca abierta al propio Industriales y a millones de compatriotas en la serie anterior, cuando ya los “azules preferidos de la capital” casi festejaban el triunfo sobre los pativerdes. NO fueron la indisciplina ni la soberbia quienes hicieron posible tal remonte a los tabaqueros, sino la moral, la entrega, la vergüenza y el honor quien los catapultó sobre los retos y la desconfianza de algunos.

CUARTO: ¿Cada año son muchos los que claman por mayor disciplina dentro y fuera del terreno: la prensa, los árbitros, los directivos, los aficionados y hasta los propios jugadores. Entonces ¿quién, cuándo, dónde, cómo, contra quién, a favor de cuál, en nombre de qué, se hará posible esa demanda si caca vez que se adopta una medida surge un volcán cuya lava siempre va a parar a la casa de VM, mientras celebramos a puro cascabel la disciplina de las Grandes Ligas, donde hasta matar una mosca puede ocasionar una catástrofe para cualquier pelotero, conductor del grupo o comisionado?

QUINTO Y final: Lo ocurrido en el Latino durante el juego entre Azules y Pinareños merece todo el análisis posible, es cierto y justo. Pero el debate exige centrase en la situación real, con la objetividad de las probabilidades y los desaciertos, sin justificar nunca posturas de fuerza o irresponsabilidades por parte de nadie, sea de la estirpe que sea, y goce o NO de la preferencia popular o de la dirigencia del INDER o de la CNB. El béisbol cubano lucha por levantarse y levantarnos de otras postraciones tan peligrosas como aquella indisciplina, dejemos a Victor Mesa al frente de su nave de vanguardia y que cada cual haga su parte del deber. Si eso sucede, se repetirá la hazaña de Pinar del Río en campañas precedentes ciando se lo propusieron “y nadie pudo vencerlos”, en el terreno de juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s