Conflicto migratorio en Europa: cría cuervos y…

Publicado: 14 septiembre, 2015 de elcabecilladeflorida en Histórico, Internacionales, Medio ambiente y desarrollo sotenible

migra 4La orgullosa y aristocrática Europa se estremece hoy frente a la llegada de una avalancha de visitantes que desde hace mucho tiempo fueron invitados allí, pero que esperaron hasta el último instante de desesperación antes de hacer las maletas y partir hacia el viejo continente.

Mala, muy mala memoria, o deficiente conocimiento de la historia   tienen muchos de quienes se oponen ahora mismo a la entrada de inmigrantes en tierras europeas, ya sean políticos de cualquier filiación, grupos xenófobos, representantes de clases acomodadas o de cualquier estrato social   temerosos de perder espacio y oportunidades ante la oleada de foráneos de todos los colores que arriban a sus costas y países.

Digo esto porque quizá la velocidad de los acontecimientos modernos y los siglos pasados provoquen desmemoria, pero demasiada gente conoce las relaciones históricas y seculares entre occidente y el resto del planeta tierra, aunque ciertos personajes y medios de prensa traten de esconderla o mal informarla.migracion 1

¿Quiénes fueron, hasta dónde llegaron, cómo se enriquecieron, qué religión y derechos respetaron, cuánta pobreza forjaron desde hace siglos otrora potencias colonialistas como Portugal, Inglaterra, Alemania, España, Francia y tantos otros, convertidos ahora en máximos exponentes y pesos pesados de un capitalismo guerrerista y geófago que agobia y desequilibra al resto del mundo.

colonizacionSería bueno recordar esa novela que algunos agoreros del neoliberalismo se empeñan en NO televisar con sus verdaderas dosis de sufrimiento, muerte y despojo materializados en los continentes de África, Asía y América Latina.

Para ello me apoyaré en algunos elementos expuestos por Diego Rojas González, de la Universidad de Las Amétricas, Chile, en su artículo “Imperialismo y Colonialismo en el siglo XIX”.

Durante tal centuria, las principales potencias de Europa comenzaron  a sentir una fuerte necesidad de expandir sus dominios e influencias por todo el mundo.   Continentes como África y Asia fueron  apetecidos por estos países, quienes impusieron su hegemonía política, económica, militar y cultural en estos lejanos territorios, casi vírgenes y con poblaciones autóctonas y desconocedoras de la civilización occidental. A esto se le conoce con los términos colonialismo.

Este proceso, ocurrió entre los años de 1870  y 1914, donde el mundo se repartió entre estos verdaderos imperios, movidos  por el afán industrializador y capitalista. Las potencias ya mencionadas establecieron su soberanía en ellos, a como diera lugar, explotando sus  riquezas, y recursos naturales, e incluso exterminando tribus y etnias ciando fue preciso ante cualquier resistencia.

El colonialismo europeo tuvo varias causas:   demográficas, económicas, políticas e ideológicas.

En los años mencionados más arriba   Europa experimentó un fuerte aumento progresivo en su población, que junto con el desempleo y otros problemas sociales como la hambruna,  generó fuertes oleadas de migraciones a continentes como América.( fue eso mismo lo que sembró entre quienes realizan ahora el viaje al revés)

Los países industrializados vieron como solución  la de poblar las colonias para poder distribuir la sobrepoblación europea, fomentando  así el trabajo para combatir la pobreza y a su vez, hacer presencia de soberanía en los nuevos territorios ocupados.

Después de la crisis económica capitalista de 1873 hasta l879, los grandes inversionistas y  corporaciones industriales buscaron invertir capital en el extranjero, ya que internamente los mercados se encontraban totalmente colmados.

Desde sus colonias  los principales países industrializados dominantes podían extraer sus materias primas y fuentes de energía, elementos importantes para impulsar y abastecer la producción de las industrias de sus Metrópolis.

Las causas políticas, las naciones que lograron dominios coloniales en los nuevos territorios se sentían merecedoras  de prestigio y respeto por parte de las otras potencias. Para ellas era imprescindible contar con puertos bien posicionados y el control de las rutas comerciales tanto marítimas como terrestres.

Y finalmente la causa ideológica difundió por toda Europa  un sentimiento muy nacionalista en los países  y  una idea  de que la raza blanca, el hombre blanco era una raza totalmente superior en todos los aspectos, y esto les daba el “derecho” de llevar su forma de vida, su cultura, su acción civilizadora, a los pueblos que vivían en continentes colonizados a los que trataban como razas inferiores.

Dentro de las reacciones negativas que trajo, por ejemplo, la llegada de los ingleses al África está la de un grupo  secreto opositor quienes afirman:

“nosotros hemos comprobado, bárbaros ingleses, que habéis desarrollado una naturaleza y unas costumbres de lobo, saqueando y robando bienes por la fuerza (…) Habéis venido a nuestro país con espíritu lucro. ¿Qué conocimientos tenéis de nosotros? Vuestra ansia de ganancias se parece a la voracidad de los animales. En cambio, ignoráis nuestras leyes, nuestras instituciones; nada sabéis de principios justos (…) Más allá de la fortaleza de vuestros barcos, de la violencia del disparo de vuestro fusiles y de la potencia de vuestros cañones, ¿Qué otras cualidades tenéis?”

Siglos de colonialismo y desprecio trajeron nefastas consecuencias para los pueblos dominados y víctimas de horribles discriminaciones, esclavitud, abusos y verdaderos genocidios, que hoy se reiteran en guerras de agresión abierta y otras de tipo fratricidas atizadas por las grandes potencias imperiales guiadas por los Estados Unidos, de quien Europa es perro faldero, aun cuando pague, como ahora, los platos rotos del “banquete de tiranos”

Creo que la pequeña clase de historia incorporada a este relatorio es suficiente para darse cuenta porque los afganos, somalíes, turcos, sirios, marfileños, nigerianos y otros muchos huyen del hambre, la desesperación, la miseria y la muerte sembrados por accidente en sus países de origen.migracion 3

Cada uno de ellos llega a Europa en busca de la esperanza, y como ultimo y legítimo propósito, para recobrar toda la riqueza, la tranquilidad familiar, los derechos de libertad, la paz y la tranquilidad que les robaron hasta hoy los Gobiernos rapaces y desalmados de las viejas y actuales potencias.

 

Fuentes consultadas.

https://historiaimperialismocolonialismo.wordpress.com/

“Historia universal”. Ed. Puebo y Educación. Cuba. La habana 1975.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s