Los secretos públicos mejor guardados en Cuba.

Publicado: 30 agosto, 2018 de elcabecilladeflorida en Económia en Florida, Histórico, Internacionales, Política nacional, Sociedad y cambios, Variadas

cnnCuba es un país raro y complicado para muchos de los que en el mundo no entienden por qué, después de 60 años de Revolución, seguimos aquí, de pie, frente a las costas del imperialismo más brutal y despiadado de la historia moderna.
Ni siquiera los tanques pensantes más avezados del Norte revuelto y brutal han sido capaces de descifrar las claves de nuestra resistencia, y cada día se rompen las cabezas imaginando e ideando planes subversivos contra una isla que se independizó de su yugo en 1959 y avanzó, por el rumbo socialista, bajo la guía de su  líder histórico  el eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
Y es que realmente para ellos resulta difícil entender cómo es posible que nuestra gente cruzará ilesa por ese puente “aereo” y extremadamente peligroso que fueron los años más duros del Periodo especial, cuando tantos partidos y naciones del campo socialista se dividieron y desmerengaron.

No consiguen desentrañar el misterio de que persistan carencias materiales e insatisfacciones con algunos servicios,  y sin embargo nadie se lanza en protestas callejeras ni agrede instituciones oficiales o ataca principios fundamentales  de la nación.

Los que nos quieren ver desunidos y vencidos ante la voracidad del Iperio yanqui se preguntan asimismo cual es la causa de que, en las circunstancias que fueren, una agresión  contra la integridad de la patria, o contra alguno de sus hijos provoque tanta indignación y rechazo hacia los perpetradores y que el acto, o su intento, en vez de provocar aplausos funcione como amalgama capaz de reforzar la cohesión de las masas en torno al Gobierno cubano y sus principales líderes.

nicaraguaLos enemigos de la Revolución más recalcitrantes y atrevidos se frotan las manos pensando en la posibilidad de una guerra de Cuarta Generación o de un show mediático, terrorista y provocativo como el recién ocurrido en Nicaragua, y antes en Venezuela, pero saben que tal posibilidad  resulta aquí más que utópica  por muchos millones que entreguen la Casa Blanca y sus protegidos de La Florida y de Miami a los quintacolumnas y mercaderes que sirven de punta de lanza contra las naciones progresistas e independientes.

Y sí, lo reiteramos: Cuba es un país raro, complicado y difícil de conquistar. Nuestros aborígenes prefirieron la muerte antes de ser esclavos de la voracidad de la España del siglo XVII. Miles de negros traídos desde África para explotarlos en la etapa colonial se sumaron luego al cimarronaje o crecieron como seres humanos en las tres primeras guerras mambisas por la independencia de Cuba en la decimonovena centuria.

Cuando el tirano Gerardo Machado quiso perpetuarse en el poder, la rebeldia popular salió a las calles y lo desterró de la silla presidencial. La historia se repitió en el caso del criminal pro-yanqui Fulgencio Batista, sólo que está vez Fidel y la Generación del Centenario encabezaron la lucha contra sus desmanes desde la Sierra Maestra.
Nada pudo lograr el imperialismo en las arenas de Playa Girón como no fuera una vergonzosa derrota militar, política, estratégica y espectacular.

Mucho menos consiguió con la operación Piter Pan, con la introducción de epidemias y enfermedades, o con el Bloqueo genocida impuesto a nuestra gente desde hace alrededor de 60 años; como nada recogió tampoco, salvo desprecio y condena generalizada, a partir de la voladura de un avión cubano en pleno vuelo frente a las costas de Barbados, con el secuestro del niño Elian Gonzáles o con  los actos terroristas del verano de 1997 entre otras barbaridades materializadas con la firma de la Casa Blanca, la CIA y sus asalariados y consentidos de La Florida y del resto del continente.

Lo que no saben todavía los trasnochados que sueñan con destruir la realidad y el consenso de los cubanos es que para romper este acuerdo irreversible  y este amor a la tierra, a la libertad y al orgullo patrio como patrimonio espiritual masivo tendrían  que arrancarnos de la mente la portentosa historia que nos forjó como nación y como hombres y mujeres de bien…

Tendrían que desaparecer la memoria y la obra inconmensurable de Fidel junto a los millones de Maceos, Marianas, Agramontes, Martíes y Gómez que lo acompañaron en su camino en defensa de la justicia, la solidaridad y el internacionalismo…

Tendrían asimismo que regresamos al pasado del analfabetismo y la ignorancia que reinaron en la pseudorrepública, donde los políticos engañaban a los humildes con cualquier promesa  a cambio de los votos electorales; las compañías extranjeras se repartían el territorio de la Isla pagando con migajas y la mayoría de la gente no distinguía entre la izquierda humanista y la derecha reaccionaria y destructora de vidas.

Lo más seguro y probable es que no lo logren nunca por muchas mentiras que inventen sobre Cuba y traten de manchar el expediente inmaculado del Verde Caiman ante los ojos de un mundo que nos conoce, nos respeta y sobre todo nos admira por todo lo que hemos logrado, defendido y compartido con el resto del planeta.

En fin,  son estos algunos de los secretos mejor guardados  de Cuba para mantenerse de pie, orgullosa, desafiada y desafiante, digna, libre, comprometida con su futuro y con el mundo.

A los césares y legionarios del Norte qué les decimos entonces: que ahorren tiempo y dinero y nos dejen avanzar por la ruta escogida del socialismo prospero y sostenible al que aspiramos y que reafirmamos ahora mismo en la Consulta Popular de la Reforma de la Constitución de la República en barrios y centros laborales. Un  ejercicio democrático que desconcierta a los enemigos de siempre y  refuerza esa cultura política por la cual nuestro pueblo sabe distinguir lo bueno de lo malo, lo esencial de lo vano y la maldad de quienes buscan engañarnos.

Seguimos aquí: llenos de secretos que son la tabla de salvación frente al abismo que se abre en varios continentes y regiones del orbe.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s