CUBA: una Revolución con todos y para el bien de todos.

Publicado: 30 diciembre, 2018 de elcabecilladeflorida en Variadas

3066-revolucion-cubana

Dentro de pocas horas los cubanos estaremos celebrando el Aniversario 60 del triunfo de una Revolución que significó la concreción de los anhelos de independencia y libertad de miles de compatriotas que antes de  1959 lo dieron todo, incluso hasta la vida, para vivir en una patria sin cadenas ni tiranías que costaron años de sangre y sufrimiento para la mayoría del pueblo.

Largo y difícil fue el camino hasta el éxito de la justicia. Recordemos que luego de casi cuatro siglos de yugo colonial español, los criollos más conscientes de la isla, los que cargaban en su sangre una parte del legado peninsular pero también mucho de la tierra que los vio nacer se levantaron en armas el 10 de octubre de 1868 en Yara al grito de Viva Cuba libre, dispuestos a conquistar la libertad o perecer en los campos de batalla.

images (4).jpg

Difíciles y muy complejas fueron las condiciones que hubieron de enfrentar los mambises durante Díez años de batallas frente a un enemigo que siempre los superó en hombres y armas, pero que jamás consiguió la valentía, el arrojo y la integridad moral de un ejército hambriento y vestido con harapos en su mayoría, desprotegido de la lluvia y de la intemperie, carente de recursos pero capaz de disputar palmo a palmo, y sin pedir nada a cambio, el territorio que conquistaron en busca de expulsar al imperio usurpador de los derechos de todo un pueblo…

De entre esa pléyade de combatientes, alzados primero bajo el mando del padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, surgieron símbolos que trascendieron la época para convertirse en referentes y objetos sagrados para la nación a la que legaron su espíritu de lucha y la intransigencia que alimentó luego a millones de compatriotas dispuestos a vencer o a morir por la libertad definitiva.

images (26)

De la manigua mambisa se levantó la bandera de Céspedes que por derecho propio preside en múltiples momentos, junto a la enseña nacional aprobada en la Asamblea constituyente de Guaimaro, los actos más solemnes del Gobierno de la República.

Del fragor de los primeros combates de la mambisada en el Oriente de nuestro caimán, específicamente en la plaza central de aquel Bayamo incandescente, se multiplicaron los versos del que hasta hoy conocemos como La Bayamesa o Himno de Bayamo, bajo cuyos acordes, acompañados por el flamear la bandera tricolor se impulsaron miles de cargas al machete y cayeron cientos de combatientes en lo que fuera la primera guerra de todo el pueblo por conseguir su plena soberanía.

Del 68, de la Guerra Chiquita que le sucedió, de la tregua fecunda y de la Guerra Necesaria iniciada en MIL 895 nacieron Máximo Gómez, Antonio Maceo y toda una prole de insurrectos con ese apellido amparados por la fortaleza de la Madre de la Patria Mariana Grajales; creció Martí, el más trascendental estratega de la unidad de los cubanos y faro para el pensamiento y aspiraciones del resto de los compatriotas que se levantaron en armas o batallaron por nuestra independencia dentro y fuera de Cuba.

Del todo ese periodo glorioso aprendimos lecciones que jamás se deben olvidar en esta fiesta por el aniversario 60 de la Revolución victoriosa.
Aprendimos que No existe enemigo poderoso cuando un pueblo entero se une para luchar contra él… Aprendimos que las divisiones internas, el caudillismo, las ambiciones personales, la traición y las dilaciones en los momentos decisivos y fundamentales de la Patria solo conducen al desastre y a la derrota…
Aprendimos en la Reunión de Las Minas, en la Protesta de Baraguá y en la expedición de la Fernandina, que la dignidad NO se compra ni se negocia, se conquista con el filo del machete y que la palabra rendición no puede figurar jamás en los diccionarios y libros de historia de la nación y del pueblo cubano…
Aprendimos, en fin, con el legado de Agramonte, de Maceo y de Martí que morir por la patria es vivir…
marioneta
La guerra de independencia iniciada hace ya150 años, y cuyo triunfo fue arrebatado por el naciente Imperialismo norteamericano con una intervención que todavía ofende la memoria de los mambises, le siguieron las luchas en contra el neocolonialismo en la primera mitas del siglo 20…

Hombres y nombres como el de Mella, Guiteras, José Antonio Echeverría, Trejo y muchos otros que enfrentaron la corrupción, el entreguismo, la infamia y el despotismo de los gobiernos de turno y las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista destacan en tal periodo, donde ríos de sangre joven corrieron en pro de la libertad y la justicia para todos.

comb

Más tarde llegaría la Generación del Centenario cuando parecía que el Apóstol y su memoria desaparecían para siempre… Hasta los muros del Moncada, la Segunda Fortaleza militar más importante del país llegarían cargados de sueños y dispuestos a romper con siglos de penuria y desprecio por los derechos más sagrados de su pueblo…

De la epopeya rojinegra surgió Fidel como Líder capaz de aglutinar lo más preciado del pensamiento juvenil y libertario de la época, y juntos transitaron por el presidio modelo, padecieron el exilio en México, surcaron los mares en el Yate Granma, desembargaron en Las Coloradas, No se rindieron luego del desastre en Alegría de Pio, se mostraron optimistas cuando pocos hombres y menos fusiles se juntaron en el abrazo de Fidel y Raúl en Cinco Palmas; conquistaron la Sierra, se ganaron el llano y vencieron a un Ejercito mil veces superior y armado hasta los dientes por los propios Estados Unidos…

Nadie imagine que toda esa trayectoria fue algo fácil: Costó sacrificio, dolor, desesperación y hambre, noches sin dormir y pies descalzos y desgarrados por los zarzales, las rocas y la manigua; cobró la pérdida de vidas preciosas de combatientes insustituibles, cuyos pasos resuenan todavía en la memoria colectiva, y destacó a héroes como el Che, Camilo, Raúl y Almeida por solo citar algunos…

De todos ellos Aprendimos que en una Revolución se triunfa o se muere si es verdadera…

unidad

Luego de casi un siglo de batallar, el Primero de enero de 1959 se alzó la alborada de la definitiva independencia para los cubanos…
Atrás quedaba un pasado de ignominia y dependencia económica y política del Imperio. Se desterraban siglos de discriminación y analfabetismo; de despojo de la tierra y desalojo campesino; de una mortalidad infantil y un parasitismo crónico incalculable, de la falta de asistencia médica para los pobres en campos y ciudades; del desempleo y el tiempo muerto; de la prostitución como medio de vida para miles de mujeres pertenecientes a un grupo social cuyas posibilidades se reducían casi únicamente a ser ama de casa o al trabajo mal remunerado cuando más…

descarga (7)

La salida del tirano Fulgencio Batista y el triunfo de la Revolución terminaban con los clubes, las prebendas y los derechos para los más ricos; con el robo del desayuno escolar y las escuelas sin maestros; con el desamparo social para los más vulnerables; con la falta de garantías de jubilación para millones de trabajadores; con los asesinatos y la falta de derechos y garantías constitucionales…

Con todo ese mal gobierno del que muy pocos recuerdan a partir de la obra solidaria, altruista, humana y gigantesca del socialismo, concluyó la Revolución encabezada por Fidel, para dar paso a una nueva era marcada por el derecho a la vida, la independencia verdadera, la justicia social, el respeto a las personas y el imperio de la justicia con todos y para el bien de todos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s